*

Gaming

Portada  |  17 febrero 2022

Fantasía a puño limpio: la importancia de los MMORPG

Evolución y ascenso de los juegos de rol masivos.

El sueño de ser un mago poderoso, un paladín imbatible o un temible guerrero es algo que nos acompaña desde las primeras imaginaciones al recorrer estos mundos de fantasía. En los 70, se tomó estos juegos de niños y se les dio forma, creando los primeros juegos de rol, como el mítico Dungeon & Dragons, donde se armaban fichas de personajes y un dungeon master creaba una historia épica para darle rienda suelta a nuestra imaginación.

Esta idea pasó rápidamente al mundo de los videojuegos con MORIA, una aventura basada en El Señor de los Anillos. Cada año se sumaban más obras como Final Fantasy 1, Baldur 's Gate y Diablo. Sin embargo, faltaba el salto para que se convirtiera en un fenómeno masivo, con más adversarios, más aliados y que estos sean otras personas con nuestro mismo sueño.

Neverwinter Nights fue la base fundacional de estos juegos, dándonos una aventura, aliados y hasta un game master que nos dirige. Nos daba la posibilidad de interpretar a nuestro héroe de forma online. Ultima Online dio un vuelco al permitir formar clanes y enfrentarnos a rivales en tiempo real.

La revolución a nivel mundial se dio con Lineage II y Ragnarok Online. Establecieron la alta fantasía en los juegos, las clases mucho más marcadas como magos, guerreros, paladines y clérigos. También nos entregaban nuevas mecánicas comerciales como tomar ciudades, asediar castillos y comerciar con otras personas para conseguir mejores ítems, más ganancias y tener el mayor control de recursos o áreas para cazar monstruos.

Con World of Warcraft de Blizzard en 2004, los MMORPG llegan a su nivel más alto. Azeroth nos daba miles de opciones: un entorno cálido y salvaje a la vez y nos hacía partícipes de una historia que iba cambiando año a año. Entrar a WoW después de un gran evento era saber que iba a haber cambios gigantes, héroes nuevos, más desafíos y una comunidad creciente y unida que quería lo mejor para este mundo.

Pero, con la llegada de juegos como League of Legends y los esports, los MMORPG empezaron a caer en popularidad. Estar en un mundo de fantasía ya no era tan interesante como competir a nivel mundial y así arrancó el declive de los MMORPG. Los Shooters masivos, los MOBAS y los Battle Royale coparon el mercado y la mayoría de los grandes juegos comenzaron a perder popularidad y seguidores.

Final Fantasy XIV es uno de los que más sobrevivió a esta caída, creciendo año a año y dando actualizaciones que arrasan con cada salida. Destiny también merece una mención y, aunque es un shooter, homenajea a los juegos de rol masivos con su historia y mecánicas de poderes y armas legendarias.

Con el lanzamiento de Lost Ark, el 2022 arrancó con un resurgimiento enorme, ya que se convirtió en el segundo juego más descargado de la historia de Steam.

Los MMORPG aunque tengan épocas de declive y grandeza, van a ser siempre una de las partes más importantes en el mundo gamer y una de las piedras fundamentales del juego online.

Comentarios